La terapia individual es un espacio de cuidado y confianza, donde replantearte cuestiones de tu vida que te pueden estar generando malestar, conflicto o sufrimiento. Además te ayudará a conocerte mejor, contactando con tus emociones y desarrollando habilidades y recursos para crecer y sentirte mejor contigo.